sábado, 1 de octubre de 2011

Sangre Azul, de Richelle Mead


Cuando el amor y los celos chocan en las pistas de esquí, las vacaciones de invierno pueden ser mortales...
Rose Hathaway tiene un serio problema. Su guapísimo tutor Dimitri se está fijando en otra, su amigo Mason está colado por ella y el vínculo telepático que tiene con su mejor amiga… la vuelve loca cuando ésta se enrolla con su novio.
Entonces un gran ataque strigoi pone a la Academia en alerta y deciden poner a salvo a los alumnos en la elegante estación de Idaho. Pero la impresión de seguridad es falsa. Esta vez, Rose - y su corazón - correrá un peligro mayor de lo que imaginaba...

(Por cierto, vaya basura de sinopsis. "¿Cuando el amor y los celos chocan en las pistas de esquí?" "¿El vínculo telepático que tiene con su mejor amiga la vuelve loca cuando ésta se enrolla con su novio?" xDDDDD No os dejéis llevar por ella, POR FAVOR.)


Sangre Azul es notablemente mejor que Vampire Academy. Con esta segunda novela, Richelle Mead se supera con creces, potenciando los puntos fuertes de la primera y casi eliminando los que la hacían empeorar. El ritmo en un principio cansino de Vampire Academy se sustituye por una acción ininterrumpida desde el comienzo de Sangre Azul; no obstante, y por suerte, hay una pequeña introducción a modo de prólogo, contado por Rose, al igual que todo el libro, que ayudará mucho a los que no tengan reciente la primera novela y nos permitirá meternos de nuevo en la historia, explicándonos brevemente todo el mundo de Vampire Academy, la jerarquía de clases vampíricas, los personajes, etcétera.
La ambientación cambia y pasamos de encontrarnos en la academia St. Vladimir a una pista de nieve con lujosas instalaciones, debido a un gran ataque strigoi. Me gusta el rumbo que está tomando el tema de los strigoi; quizá sean imaginaciones mías o Richelle Mead haya pensado en ello en realidad, pero el hecho de que los strigoi comiencen a asociarse creo que podría dar paso en las siguientes entregas a una clase vampírica no sólo de malos malísimos, sino de seres neutros, buenos y malos por igual, como son los dhampir, los moroi y los humanos. Quizá, repito, sean sólo percepciones mías, pero espero que tome este rumbo el tema, porque con ello Richelle conseguiría una gran profundización en la obra que no le haría ningún mal.

Aunque, como ya os he dicho, Sangre Azul consigue ser mucho mejor que Vampire Academy, aún me sigue faltando algo para que sea esa saga de la que tantas maravillas he oído hablar. Mejora mucho y me deja con muchas ganas de leer sus siguientes entregas, por supuesto, y espero con todas mis fuerzas que Alfaguara las siga publicando, pero todavía no consigo ver eso que la hace inolvidable. Quizás en Bendecida por la sombra...

He notado un ligero cambio en los personajes. Rose se ha vuelto un poco más pedante, traspasando esa fina línea entre el carácter y la arrogancia, pero he notado una gran evolución en el final con respecto al principio de la obra que me ha encantado. Lissa, no obstante, se ha atontado mucho, y eso que era un personaje que me gustaba bastante en el primer libro; sin embargo, me ha parecido muy realista el por qué se ha vuelto así, y no un despiste de la autora: el hecho de tener novio deja a muchas adolescentes embobadas o, más que eso, dejan un poco más de lado a sus amigas, cosa que, por supuesto, no debería ser así. Con esto quiero decir que he comprendido perfectamente el por qué de que Lissa me guste menos en esta entrega y que espero que en las próximas se espabile tanto como lo estaba en Vampire Academy.

Adrian es interesante, pero no he podido dejar de ver en él a un personaje un poco tópico. Me ha parecido el típico individuo misterioso, que sabe mucho más de lo que dice y que parece de una determinada forma, siendo después diferente. Aunque puede llegar a aportar mucho juego en la historia, no me ha parecido nada fuera de lo normal. Por el contrario, Dimitri me encanta, creo que ya lo dije en la reseña de Vampire Academy; habitualmente, en la novela juvenil el personaje masculino suele ser o alguien adorable y tierno, o alguien sinvergüenza y divertido, o alguien misterioso y oscuro. Aquí, sin embargo, tenemos a un adulto con todas las letras, a un personaje maduro y coherente, a un personaje, en resumen, realista.

En cuanto a la forma de escribir de Richelle Mead, todo sigue igual, tal y como lo dije en la reseña de Vampire Academy: no me convence su estilo, porque, aunque es ameno, rápido y entretenido, no consigo ver esa diferencia que marcan muchas otras reseñas que he leído por ahí. Por suerte, cambia ligeramente en esta segunda parte en que ya no utiliza esa extraña jerga juvenil anticuada que tan mal quedaba en la novela.

Resumiendo, voy a ponerle la misma nota que a Vampire Academy. ¿Por qué? Pues porque, a pesar de que he notado una mejora evidente, no me llega a convencer tanto como para ponerle ese medio punto que clasificaría a esta novela entre mis favoritas. Voy a reservarme ese punto que queda para el 5/5 para otras entregas de la saga, si logran convencerme, que estoy segura de que sí ;)


6 comentarios:

Crónicas de los Reinos dijo...

A mí este segundo libro también me gustó más con diferencia :3
Adrian me encantó, aunque sea el típico personajes misterioso, pero es genial xD
Dicen que el 3º es mejor, a ver si es verdad *.*
Buena reseña! :)
Besitos guapa!

Lissy dijo...

Estoydeseando leer esta segunda parte...la primera me encantó..¡Dimitri!!!

Besos!

Noelle dijo...

Adoro esta saga. ya me devore los 6 libros y qude con un buen sabor de boca.
A mi si me gusta el estilo de Richelle y el lenguaje utilizado en la serie, ya que lo veo fiel y de acuerdo al relato de una adolescente de 17 años.

Rose es una de mis heroinas favoritas. Es fuerte y con una gran personalidad. Sin duda, veras que a lo largo de la historia ella logra madurar mucho.

genial el blog . ya te sigo y te afilio. Te invito a mi blog www.lectura-adictiva.blogspot.com

Bubbles dijo...

Yo la única pega que le encuentro a este libro es la lentitud que a veces me encontré en él.. Un saludo ^^

Xula dijo...

Yo todavia tengo que empezar la saga... he leido un poco de todo acerca de ella, pero por lo general bastante bien. A ver! Un beso!

Reyes;) dijo...

Estoy de acuerdo contigo, este segundo libro supera a Vampire Academy con creces. La trama esta mucho mejor y, los personajes están más desarrollados.
Espero leer pronto el tercero.

Besotes! ~

Pd: Muy buena reseña :)