miércoles, 20 de julio de 2011

Vampire Academy, Richelle Mead


¡Hola! Hoy os traigo la reseña de Vampire Academy, una novela que ya me leí hace un tiempo pero que no había tenido ocasión de reseñar. ¡Espero que os guste!


Obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren), los dhampir no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes. Esto se convierte en un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la academia de vampiros va a ser Dimitri, por quien se siente más que atraída. El único rival a su medida en la academia es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga…


Vampire Academy, ¿quién asiduo a la bloggosfera no ha oído hablar de esta saga? Es bien sabido que ha recibido unas críticas tan magníficas, que es difícil que no te llame la atención aunque sea un poco. Precisamente por las buenas reseñas tenía miedo de comenzarla y que me decepcionase, como muchas otras lo han hecho, por lo que intenté leerla lo más objetivamente posible, sin pensar en la opinión de otras personas. Y así lo he hecho; aquí tenéis mi reseña.


Como siempre, voy a empezar hablando del estilo de la autora. Se ha dicho que Richelle Mead escribe genial y muchas más cosas. A mí, señores, tampoco me ha parecido para tanto. Utiliza un estilo fresco y muy juvenil, bastante ágil que permite que la lectura no se haga pesada y la historia sea mucho más entretenida. El problema es, sin embargo, el error que muchos autores de juvenil cometen en cuanto a estilo: introduce palabras que pretenden ser jerga adolescente y que resultan estar muy sacadas de contexto, lo que convierte a la narración en algo forzado y antinatural.
En cuanto al ritmo, es algo irregular. Al principio es lento, desconcertante, por causa de la forma en la que está llevada la intriga, cosa de la que hablaré más adelante; sin embargo, en un momento determinado que no sabría bien decir cuál es, es imposible separarse de la novela y se lee en un suspiro. Acción a raudales y un ritmo vertiginoso que le ha sumado muchos puntos al resultado final de la obra.


No puedo negar que la historia no sea original. El enfoque que se le da al tema ya saturado de los vampiros es, sin duda, algo novedoso en la literatura juvenil paranormal. La autora ha sabido reinventar un mito, creando algo totalmente diferente a lo ya más que utilizado. Me ha gustado muchísimo la división entre moroi, dhampir y strigoi, y sobre todo lo equilibrada que está la balanza, sin dejarse ningún cabo suelto en cuanto a la existencia de las tres razas, sus motivaciones y sus características esenciales. Se nota que Richelle Mead ha estado organizándose bien para crear el mundo de Vampire Academy y no lo ha hecho todo al tuntún, sino que ha tenido en cuenta detalles muy esenciales.


Los personajes me han gustado mucho. Rose me ha encantado simplemente, aunque me ha parecido que es un poco típica. Lissa, sin embargo, todo lo contrario; aunque en un principio puede parecer el trillado personaje débil y llorica, luego he ido descubriendo que puede ser muy poderosa a su manera y, precisamente porque rompe el esquema, me ha encantado. Me ha gustado mucho también el hecho de que la protagonista principal sea esta vez la fuerte y con carácter, y la más "secundaria" -tampoco mucho, la verdad- sea la "débil". Es un detalle que, quieras que no, me ha parecido magnífico. Además, me encanta la relación que tienen ambas; sin envidias, sin traiciones, una amistad de verdad, sin darle más importancia a cosas que no la tienen, dejando claro que una de las cosas más importantes que puede haber en el mundo es una amiga. Es un soplo de aire fresco que, por una vez, sea más especial un amigo -amiga, en este caso- del protagonista que su repentino romance. Es más realista y, en mi opinión, vale mucho más; los noviazgos vienen y van, especialmente los adolescentes; los amigos están ahí siempre.


En cuanto a los "mozos" de turno... Dimitri me ha gustado, sí, pero me ha parecido un poco soso. Por la bloggosfera, todas las bloggeras babeaban por él como si fuera, no sé, algo fuera de lo normal. Sí, ciertamente, no es muy típico que el romance de la protagonista sea, precisamente, un hombre mayor que ella, serio y callado como una tumba, y más bien sosainas. De cualquier forma, el ritmo que el romance estaba tomando me estaba pareciendo el adecuado, hasta que pasa algo que precipita completamente el desarrollo y lo convierte en algo banal y, de nuevo, del montón. Una pena, porque me estaba encantando. En cuanto a Christian, incluso me ha gustado mucho más que Dimitri. La relación que llevan él y Lissa me ha gustado muchísimo y me ha parecido la adecuada, con un ritmo constante y las acciones acertadas en el momento acertado.

El desarrollo de la historia está muy bien. Es diferente a lo que estamos acostumbrados a leer habitualmente, aunque sí es cierto que apenas hay un esbozo en este primer libro de la historia principal, o eso creo. Me ha encantado el hecho de que se alternen los problemas más serios con los menos importantes de instituto, que cualquier adolescente tendría, y la forma en la que Richelle Mead lo hace queda muy natural y realista.

Algo negativo a destacar es que no me gusta cómo está llevada la intriga en un principio; es desconcertante y no consigue impresionarme ni tener ganas de saber los por qués. Sin embargo, mediante la historia va tomando forma, este error se pule y la historia nos sorprende con giros inesperados y nuevas cuestiones a descubrir. La verdad es que tengo bastantes ganas de saber qué rumbo tomarán los siguientes libros, espero poder comprarme muy pronto el segundo.

El final me ha gustado mucho. No me lo esperaba, aunque tampoco ha sido impactante en exceso. Además, todo está perfectamente entrelazado y es totalmente lógico. Un enorme acierto.

EDITO: Como algunas personas en los comentarios han dicho que no saben muy bien el por qué de los cuatro copos en la puntuación, lo aclaro, porque releyendo la reseña no queda muy lógico ^^. Le pongo un 4/5 porque me ha entretenido mucho y se me ha hecho imposible no soltarlo, porque me he encariñado con sus personajes y la historia me ha gustado mucho por su originalidad y enganche :) Y, claro, no le pongo la máxima puntuación por los puntos negativos que he ido diciendo anteriormente.

Agradecimientos a Alfaguara.

Posdata: Pronto tendréis por aquí las reseñas de Paranormal y Willow. ¡Recordad que hoy acaba el concurso de ALMAS GEMELAS! Contestaré a todos los correos y mañana posiblemente se de el resultado. ¡Suerte a todos!

10 comentarios:

Piedad dijo...

Esta saga la tengo así a así, no se si comenzarla, pero desde siempre me ha llamado la atención.

un beso

- Bella - dijo...

Algo negativo a destacar es que no me gusta cómo está llevada la intriga en un principio; es desconcertante y no consigue impresionarme ni tener ganas de saber los por qués. Sin embargo, mediante la historia va tomando forma, este error se pule y la historia nos sorprende con giros inesperados y nuevas cuestiones a descubrir.


Todo eso define muuuy bien lo que sentí yo xD, Qué grande.

Lilith dijo...

Pues a mi la saga al principio me atraía pero últimamente he perdido casi todo mi interés por ella. Quizás algún día lo recupere, pero por lo pronto gracias por la reseña, ahora sé lo que hay que esperar de la novela.

¡Un saludo!

~Lectora Voraz~ dijo...

Me llama mucho la atención desde algún tiempo, pero por una cosa o por otra todavía no me he decidido a leerlo.

La verdad es que VA pinta muy bien, al final caerá en mi estantería xD

Besotes!

Crónicas de los Reinos dijo...

Justo lo he terminado hace poco xD
Sí, algunas conversaiones quedan un tanto raras xD
A mi la protagonista no me ha gustado, quiero decir, sí y no, sí porque es diferente, no porque la encuentro muy basta u.u
Sin embargo Christian me ha encantado (L)
Sí, Dimitri en este libro al menos (aún no he leído lo siguientes) esun poco soso, creo que no le la autora no le da mucho juego xD
Besitos ^^

Athena Rodríguez dijo...

Ay, pensé que le ibas a dar otra puntuación por tu reseña, pero en fin, tu eres la que se lía con esas cosas jaja. Confieso que yo no me lo he leído y si que he oído maravillas de la historia y más de Dimitri. Espero que pronto se me haga, un fuerte abrazo, seguimos en contacto!

Estela dijo...

Bueno, bueno :P
Me gusta la reseña aunque tengo que decirte que yo no encuentro a Rose típica. La verdad, a simple vista, se puede pensar que Lissa sea la típica pero como bien acertadamente has dicho tú, es poderosa a su manera.
Respecto a Dimitri tengo que decirlo: sí a mi me encanta, pero reconozco que en el primer libro es algo sosillo, pero va mejorando. Especialmente cuando... (mejor no lo digo, no quiero spoilearte, ya te dije!) :P Cuando leas los siguientes, hablamos :D
La historia es buena, por no hablarte cuando continúes leyendo... yo me volví loca esperando el 5o cuando salió en inglés y después con el 6o... Uf... xDDDDDD

En fin Skila, te dejo, ahora hablamos por Twitter :P

Un besazo guapa!



E.

Saru dijo...

Por un momento he pensado que era crítica destructiva, aunque veo que sólo comentas el estilo y al prota.
Algún día lo leeré porque Estela siempre me dice maravillas :) y si dices que la historia es original, pues a tenerlo más en cuenta.

Un beso!

Nina dijo...

yo la tengo en mi estanteria y me encantaria leerlo guapa!

Liz dijo...

pues se ve genial el libro! me encantaria leer la saga!