sábado, 6 de agosto de 2011

Willow, Julia Hoban



Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado.

Es difícil guardar un secreto cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo.


Willow fue la lectura del segundo día de la Maratón lectora que se organizó para el fin de semana del 8 al 10 de julio -de la que os hablo en esta entrada-. Lo tenía pendiente desde hace bastante tiempo y, al ser finito, decidí que lo mejor sería cogerlo. Tenía unas ganas tremendas de leerlo, y no me ha decepcionado para nada; las buenas críticas lo dejaban con el listón bastante alto, por lo que lo cogí con las expectativas muy altas, y no me defraudó de ningún modo.

Lo primero de lo que quiero hablaros en cuanto a la forma es de la prosa magnífica de la autora. Tiene una manera tan genial de describir los sentimientos, lo que Willow piensa y las sensaciones que tiene a cada momento, que en ocasiones he llegado a sentirme como ella mientras leía. Muy pocos, poquísimos escritores consiguen este efecto y no precisamente porque no lo intenten, por lo que pienso que Julia Hoban se merece un reconocimiento especial. Una grandísima escritora de la que, sin duda, leeré algo más; con la capacidad de poner exactamente cada palabra donde le corresponde, para hacernos sentir tal y como quiere que nos sintamos leyendo su obra.

Willow está escrito en tercera persona del presente, lo que da a la narración un ligerísimo toque infantil que convierte en aún más dramática, si cabe, a la obra. Pienso que la autora ha sabido usar las formas verbales adecuadamente en ese sentido, porque ha sabido utilizarlas para conseguir el efecto que quería y no las ha puesto al tuntún, como muchos escritores de juvenil hacen. A mí, por lo menos, me ha impactado, con esa frialdad estremecedora que la propia Willow vive. Por eso considero que la autora se ha trabajado mucho la novela, con resultados más que logrados.

Quizás lo único que no me ha llegado a convencer de esta obra es que a veces resultaba demasiado repetitiva. Está bien que se insista en la desgracia de Willow, ya que de ello trata la novela, pero pienso que no era necesario machacar tanto con lo mismo. Era continuamente narrando la depresión y los sentimientos a los que Willow está sometida. Probablemente, sin tanta insistencia en el tema me habría parecido que se trataba de forma superficial, pero yo pensé en un término medio. Igualmente, no lo puedo llegar a considerar un punto negativo porque, como ya os digo, la insistencia probablemente hace que nos tomemos más en serio el problemón en el que la protagonista está inmiscuida.

Willow es una joven que se ha quedado prácticamente sola en el mundo. Sus padres murieron en un accidente de coche donde ella conducía el vehículo; está viviendo con su hermano David, del que piensa que la odia y la culpa del fallecimiento de su familia. Se ha distanciado de todas sus amigas y ahora está sola, completamente sola. Para variar, conocerá a un chico que la ayudará a salir del pozo sin fondo en el que se ha metido. 

Estremecedora. Es la palabra que yo usaría para describir esta novela. Estremecedora, terrible, pero llena de esperanza y amor, pero amor del de verdad; porque esa es una de las cosas que más me han gustado de Willow. Porque muchas historias de amor de las que nos venden en las novelas juveniles se basan en el enamoramiento romántico de los protagonistas, pero terriblemente superficial. Aquí, en cambio, Willow no es el prototipo de chica preciosa de la que se enamora el guaperas de turno; tampoco es la chica guapa pero que se ve fea a sí misma, tampoco es una chica normal y corriente. Es alguien con problemas. Y Guy, nuestro protagonista masculino, nuestro chico en Willow, es quien la ayudará a superarlos. ¿Acaso eso no es amor verdadero? Sí, señores, ÉSE es el amor que deberían reflejar las novelas juveniles.

Los personajes me han gustado mucho. Willow es tan humana, tan íntima, tan cercana, que no cuesta nada identificarse con ella a pesar de la situación tan difícil que se nos es descrita; un punto a favor de la autora, que ha sabido hacerlo tan bien. Por otro lado, Guy es el típico personaje maravilloso, encantador, genial y perfecto; a pesar de que me ha gustado, no ha podido ser del todo alguien que me apasionara, debido, precisamente, a esa perfección que tan poco me gusta en los masculinos. Sin embargo, la autora ha conseguido dotarle de cierto realismo al acertar tanto en sus reacciones iniciales con Willow. Por otro lado, David me ha encantado, porque es un personaje con un dilema sentimental que confunde por completo el mundo interior de la protagonista. Es tan creíble, tan humano, que ha sido el personaje que más me ha gustado de todos. Sin duda, sin David el resultado de la novela no habría sido, ni de lejos, el mismo, ya que aporta un gran dilema que no es fácil de resolver.

Para que un drama tenga credibilidad, es imprescindible crear la atmósfera adecuada. Me explico; en La chica del lago, por ejemplo, el ambiente que la autora creó no es el adecuado, y eso restó seriedad a la obra, como dije en su reseña. No obstante, en Willow esa atmósfera está tan bien hecha, tan conseguida, que da la sensación de que somos Willow. Esa es una de las razones por las cuales el drama ha estado tan bien llevado y ha sido tan acertado; y si el drama está bien hecho, yo pienso que la novela ya merece mucho la pena.

He tenido varias sensaciones mientras leía esta obra. Pasé de la incomodidad por el tema tratado a la angustia por el sufrimiento de la protagonista. De la angustia al entusiasmo. Del entusiasmo a la alegría, de la alegría a la desolación, y así continuamente. Willow es una noria de emociones de la que no nos podremos bajar hasta acabar la obra.

Y bueno, el final... es simplemente redondo. Hacía mucho tiempo que no lloraba tanto con un libro. Es emotivo, maravilloso, perfecto, es lo mejor de toda la obra.

Totalmente recomendada. Aunque dura, Willow es una novela que habla de la esperanza, del amor en estado puro -no del amor superficial y romántico sin más-, de la autosuperación, de cómo podemos afrontar cualquier tipo de problema que se nos ponga por delante. De lo necesarias que son las personas que nos apoyen y amen.


Muchas gracias a Ámbar por el envío del ejemplar.

22 comentarios:

.:PaTrY:. dijo...

Este libro desde hace mucho tiempo que lo quiero tener, a ver si lo consigo porque tiene muy buena pinta, y todas las reseñas que he leído de el son buenas ^^

Me gusta mucho tu reseña como siempre =)

Besitos guapi!

Vir dijo...

A mi este libro me gustó muchísimo tambien :D

Muy buena reseña ^^

Un besazo guapaaa :)

Beatrice dijo...

El libro llama, pero es que yo soy de lagrimilla muy fácil y uff, los dramas no me van mucho, pero es que todo el mundo la pone tan genial..
Buena reseña!
Besos!

T-Weary dijo...

LO QUIERO LEER MÁS AÚN. :'( Snifffffffffffffffffffffffffff. Odio esa forma que tienes de convencerme para que me lea libros desde la distancia ¬¬ xDDDDDD
(L)

Karla dijo...

Lo tengo que conseguir, parece interesante y además muy bonito aunque triste.

Gracias por la reseña ;$

Samira dijo...

Parece que no está mal pero me parece que no me voy a animar con él, al menos de momento :P

Susana dijo...

El libro lo tengo aunque aun no me lo he leído pero pensaba que no me iba a gustar, por lo visto está muy bien ^^

BESOTES!

Piedad dijo...

Es uno de esos libros que me apetece leer pero que aún no acaba de decidirme.

un beso

Verónica dijo...

a mi me encanto este libro, me da mucha lastima no tenerlo, pero algun dia sera mio xD

poy dijo...

Pues prácticamente estoy de acuerdo contigo, excepto en lo de que la autora machaca mucho los sentimientos de Willow, a mi no se me hizo pesado ni cansino.
Me alegro de que te gustara ;)
Beeesos

~Lectora Voraz~ dijo...

Me llama mucho la atención esta novela, la verdad es que esa sinopsis me atrae, tiene pinta de ser muy bonita *.*

Besotes!!

Saru dijo...

Muy buena reseña, guapa! :)
Mira que no me llamaba mucho porque había leído que era de mucho drama, pero me has despertado el gusanillo. Lo tendré en mente para el futuro.

Un besote!

Darkiel dijo...

Al principio no me llamaba demasiado la atención, pero después de recomendarmela y buenas criticas, no tengo más que decir que me gustaría leerla.
Gracias por la reseña.

¡Un saludo!

Salomé dijo...

Me encanto este libro, comparto opinión contigo. ¿Me puedes decir que tipo de letra es el que hay en el principio de la reseña, quando haces la sinopsis?

JustSmile dijo...

Me encantó este libro. Me mantuvo en vilo todo el rato y me hizo pasar por un montaña rusa de sentimientos pero mereció totalmente la pena. Me lo prestaron pero creo que más adelante me lo compraré porque es un libro que me gustaría tener.
Genial la reseña ;D

Mary Ann ♥ dijo...

Hace días que lo leí y me encantó es muy realista y hermoso♥

Saludos!

Mary Ann ♥ dijo...

Hace días que lo leí y me encantó es muy realista y hermoso♥

Saludos!

Pasajes románticos dijo...

Me encantó esta novela! Como has dicho a medida que pasa su lectura tienes sentimientos encontrados.

Un beso
Dácil

angy.w dijo...

Pues yo lo leí y no me gustó demasiado xD

Bubbles dijo...

Le tengo esperándome con muchas ganas! Gracias por la reseña :D
Te pasas por mi nuevo blog? te espero, un saludo

sil dijo...

Muy buena reseña, muy completa y bien narrada. Yo no soy mucho de dramas porque no disfruto con ellos (aunque Un paseo para recordar me pierde), pero tal y como has descrito Willow creo que tendré que leérmelo sí o sí.
Te sigo y nos leemos :)
Besos

paloma dijo...

Muy buena reseña, yo estoy leyendomelo y me está gustando bastante, aunque no suelo leer este tipo de libros, después de leer reseñas que hablaban muy bien de él decidí darle una oportunidad y no me arrepiento. Por cierto, si te quieres pasar por mi blog:
vivirelmomento-jenny.blogspot.com