sábado, 4 de junio de 2011

La chica del lago, Steph Bowe


¡Hola! ¿Qué tal os va? A mí bien, preparándome para la semanaza de exámenes que me toca... xD ¡Ojalá se den bien! De momento, me toca estudiar como a una posesa y abandonar mi vida social xD. ¡Ya os contaré qué tal! Y bien, como os dije, os traigo la reseña de La chica del lago, novela que me acabé hace poco y que me ha dejado con un regusto un poco extraño, a pesar de que me ha gustado. Os cuento por qué en la reseña.


Jewel Valentine paseaba por el lago por el que, hace diez años, se ahogó su hermano. Desde entonces, no deja de pensar en él y en lo dura que ha sido su vida desde que se marchó. Por eso, cuando vislumbra a un joven ahogándose en el lago, no duda un instante en correr a por él y evitar que muera. Entonces, conocerá a Sacha y a todas las personas de su alrededor, que cambiarán por completo su desdichada vida.


Me ha costado bastante hacer un resumen adecuado de esta novela, porque es muy difícil verle el atractivo con una simple sinopsis. Es, digamos, una novela de emociones, más que de historia y acción. Es juvenil romántica en todo su esplendor, pero no sólo eso; también es puro sentimiento.

Yo, como la mayoría de los que han reseñado esta novela, también pensaba que tendría algún toque paranormal. Nada más lejos de la realidad; es realismo, realismo puro y duro, sobre todo duro. Es un drama, un dramón de los que te hacen sufrir y reír al mismo tiempo, un dramón que a mí, personalmente, no me ha llegado a llenar por completo. Desconozco el motivo: quizás sea la frialdad con la que la autora trata los diferentes problemas por los que pasan nuestros protagonistas, que desde luego se alejan muchísimo de los típicos problemas adolescentes; quizás la falta de momentos trascendentales, de ésos que recuerdas y que tienen un significado especial aunque sean cosas insignificantes; quizás sea también lo saturado que tengo este género. Simplemente, por más que me he esforzado, no ha conseguido llenarme del todo.

Ojo; que los sentimientos que me han provocado esta novela hayan sido más bien escasos, no quiere decir que sea mala o no os vaya a gustar a vosotros. Os lo aseguro, es muy bonita y muy tierna, pero a mí simplemente no me ha transmitido nada. Me ha parecido una bonita historia de amor, triste, con unos personajes entrañables, pero ya está. No ha logrado expresarme ese sentimiento de amor a la vida que destacan la mayoría de las reseñas que he leído.

En cuanto a forma, está bien escrito; es sencillo, de rápida lectura y reflexiones largas y bonitas que a mí me han encantado. Como ya os he dicho, no es una novela de acción; se detiene, se toma su tiempo en explicarnos cómo son los protagonistas y qué sienten a cada instante, cuáles son sus puntos de vista, cómo asimilan la vida que les ha tocado vivir. Esta calma en el ritmo de la historia, lejos de hacer que el libro sea pesado, nos ofrece unas reflexiones y frases cargadas de emoción y significado, de ésas que se subrayan y apuntan para tenerlas siempre presentes.

Los personajes son otro punto a favor de esta novela. Son sencillos, tiernos, adorables, encantadores; son tan perfectamente humanos y singulares que cada uno, aunque sea secundario, destaca por alguna particularidad. Desde luego, la autora ha sabido jugar bien con cada papel de estos personajes; un ejemplo es True. Por una vez, ¡el protagonista masculino tiene una amiga de la que no se enamora! Bien. Todos los secundarios son un claro ejemplo de que todos tenemos algún tipo de problema, todos sufrimos y debemos levantarnos. Little Al también me ha gustado mucho, aunque ninguno tanto como Sacha. Me ha parecido alguien tierno, irónico, divertido, sufridor y, sobre todo, especial.

Otro aspecto de la novela que me ha encandilado, ha sido el romance. La historia de amor, lejos de ser cursi y "llorona", es tierna, pausada, tranquila; se aleja de las ñoñerías típicas para ofrecernos una visión del amor mucho más real y sólida, con menos lamento y más cariño y dulzura. Como ya os digo, no es una historia típica.

Pero, como casi todas las obras, algo malo debía tener. No sé si lo sabréis pero Steph Bowe tiene tan sólo diecisiete años y esta es su primera obra; estos dos puntos hay que tenerlos siempre muy en cuenta a la hora de evaluar esta novela, porque obviamente no será la misma la madurez que presente la obra de una persona con más edad y experiencia, que la que demuestre una menor. Sin embargo, el tema de la madurez no tiene problema ninguno; La chica del lago deja a relucir un sentido de la sensibilidad y un cuidado extraordinarios para la edad de la autora. Y como os decía -me voy mucho por las ramas-, hablemos de los defectos de esta novela.

Quizá sean imaginaciones mías o quizá no, pero me ha dado la sensación de que los sentimientos de los personajes, en ocasiones y sólo en ocasiones, no salen bien a relucir. Quiero decir, los duros temas de los que trata esta obra pienso que son tratados de forma demasiado trivial para ser como son, lo que quizás pueda herir sensibilidades. Por otro lado, como ya os he dicho es una obra pausada, no con un ritmo lento pero sí con escasa o nula acción. Por eso, si buscas algo movidito y activo, no te recomiendo esta novela, porque es muy sentimental -lo que no quita que tenga sus puntitos de humor, que me han sacado una sonrisa más de una vez-. Además, como os he dicho, a mí no me ha logrado llegar hondo de verdad como lo han conseguido otras obras.

Por eso, mi valoración de la novela será, quizás, más baja de lo que se merece en realidad. Es una buena obra, bonita, triste y que derrocha esperanza, pero a mí personalmente, y recordad que es una percepción totalmente personal, no ha llegado a convencerme del todo.


Agradecimientos a Montena por el envío del ejemplar.
Posdata: Y este es, me temo, mi último post en el blog hasta finales de la semana que viene. Lo siento, de verdad que lo siento, pero los exámenes me requieren ahora más que nunca, y esta semana la tengo apretadísima, espero que podáis comprenderme. Un besazo a todos y hasta la semana que viene. Y recordad que hay un concurso activo en el blog ;)

12 comentarios:

Athena Rodríguez dijo...

Suerte en los exámenes y gracias por compartir tus reseñas, le tengo muchas ganas a este libro, pero he de decir que es más por la linda portada en español.

Aunque también creo que es el tipo de libro del que me puede gustar el interior.

Loky dijo...

Qué te vaya bien! Ojalá lea pronto el libro, me gusta lo que has dicho de él. Un besazo.

Elena dijo...

Mucha suerte en los exámenes!!:):) Seguro que te salen muy bien, y lo primero es lo primero, ya tendrás tiempo luego de hacer reseñas.

Siento que no te haya llegado del todo el libro, yo lo tengo hace poquito el libro, y será de mis proximas lecturas, tengo ganas de leerlo y a ver que me transmite a mi el libro:):)

Un besito y mucha suerte

Liz dijo...

pues aun le falta cosas por pulir pero a mi me llama este libro :P

Un beso!

Erga dijo...

Humm... pues aunque no te acabe de llegar, yo probaré suerte con él ^__^
No sé cuando, pero lo leeré.
¡Besos!

Espe dijo...

Suerte con los examenes ^^

La chica del lago lo consegui hace unos dias y la verdad tengo ganas de leerlo.
Haber si a mi me llena un poco mas , ya que nunca he leido un drama jeje.

Gracias por la reseña.

Besos

Piedad dijo...

Primero que te vaya muy bien con los examenes.

Me ha encantado tu reseña, es un punto muy diferente a otras que he leído anteriormente.
Este es uno de los libros de tira y afloja, no se si leerlo o no.

besos

Vir dijo...

Gracias por la reseña guapii! No sabía si incluirlo en mis lecuras de este mes o no.. y creo q al final lo pospondre un poco mas!jeje

Suerte con los estudios! Y animo que ya queda nada y menos!

Un besazo enorme :D

Natalia dijo...

He leído la reseña por encima porque estoy leyendo el libro ahora y no quiero enterarme de más de lo debido...
Mucha suerte en los exámenes!

Inma ॐ dijo...

Suerte en los exámenes guapa! Ya verás como salen genial ^^
A mi el libro me gustó muchísimo salvo por el final que me dejo muy plof u.u
Un besazo!

Saru dijo...

Pienso como tú, la obra está bien pero se nota que la autora es primeriza, en algunos puntos los personajes eran muy planos y cuesta apreciar el carpe diem a modo de moraleja.
Aún así, muy conseguida para su primera vez :)
Un besote, guapa!!

~Lectora Voraz~ dijo...

Hola, guapa ^^
Es curioso, tu comentario en mi blog me ha traído hasta aquí, he comenzado a curiosear y... ¡me quedo!
La verdad es que me gustan los blogs que dan a sus reseñas un toque personal, me ha gustado tu estilo.

En fin... ya veo que estás súper liada con exámenes (no eres la única, te comprendo perfectamente). Pos eso te doy ánimos y te deseo muchísima suerte.

Besotes ^^

P.D. Veo que no leeré una entrada tuya hasta la próxima semana, pero ya te comento que me verás por aquí con asiduidad.