viernes, 24 de junio de 2011

Siempre estarás tú, Francesco Gungui


¡Hola a todos! ¿Qué tal? Hoy os traigo, otra vez, una reseña de una novela que me terminé ayer mismo, y que me ha encantado y me ha parecido ideal para disfrutar ahora que comienzan las vacaciones de verano.


Alice va a repetir curso. Adiós a sus maravillosas vacaciones en Cerdeña con sus amigas. Adiós a la estabilidad familiar. Otro nuevo verano aburrido en el camping de todos los años, con la gente de todos los años, en las playas de todos los años, haciendo lo mismo que todos los años.
Pero las cosas casi nunca salen como uno se imagina... y el día que descubra el chiringuito Nueve semanas y media, sus vacaciones cambiarán radicalmente... y se dará cuenta de que puede pasar unas vacaciones mejores de lo que imagina, conociendo a gente mejor de lo que se podría imaginar nunca.


Mi primera reacción al ver esta novela en el catálogo de Montena fue que una bombillita roja se encendió encima mía y una voz en off empezó a gritar: "ERROR, ERROR. COPIA DE FEDERICO MOCCIA". Poco a poco, fui leyendo reseñas y casi todas positivas, así que me convencí para adquirirlo. Pero en mi mente seguía el gritito desesperado que me advertía de que no me iba a gustar, de que iba a ser un libro mediocre y me iba a dejar esa sensación de pérdida de tiempo que me dejaron los libros de Moccia.

Y, una vez más, estaba equivocada. Las primeras impresiones nunca son fiables, pensé, y jamás se debe juzgar a un libro por su portada y por su tipo de letra en el título. No voy a comparar esta novela con las de Moccia porque me parecería injusto para el segundo y para los que os gustan sus novelas y me leéis, así que me voy a limitar a hablar del libro.

Para empezar, el estilo del autor es tan adictivo, familiar y lleno de humor que sólo por eso la obra merece ser leída. Emplea un lenguaje desenfadado, que pareciendo sencillo es más complejo de lo que puede resultar en un principio, ya que se mete completamente en los pensamientos y en la manera de hablar de una adolescente sin que resulte forzado, superficial o poco realista. Simplemente, parece que es una amiga la que me está contando cómo se siente y qué le ocurre.

Utiliza la primera persona de presente, una forma que no me suele gustar porque, generalmente, suele estar bastante mal utilizada, y da la sensación de leer acotaciones teatrales en lugar de una obra en prosa. Aquí, sin embargo, Gungui la emplea perfectamente, nos describe todos los sentimientos de la protagonista, todas sus reflexiones, consiguiendo mucha mayor profundidad en el estilo de la obra, permitiendo que conozcamos muy bien a Alice. Por una vez, la primera persona de presente me ha parecido magnífica.

Los capítulos son muy cortos, de dos, tres, cuatro páginas, lo que agiliza la lectura de una manera impresionante. Sumando a ello el estilo del autor, tan divertido y original, y el enganche que tiene la historia -la ambientación, los personajes...-, tenemos una obra que se lee en un suspiro.

Sin duda, me ha encantado el estilo del autor, cercano y divertido. ¡Ahora vamos con el contenido!


Si hay algo que destaca en esta obra, es su cercanía. Quiero decir, he leído muchísimas obras narradas por adolescentes, y muy pocas me han hecho sentirme tan identificada en algunos aspectos. Muy pocas me han dado la sensación de que la historia podría ser real, podría estar sucediéndole a alguna amiga mía, o a alguna conocida. Poquísimas obras adolescentes han sabido reflejar a la perfección el verdadero entorno de una persona de esta edad, con sus fallos y sus virtudes, y eso es algo que, yo por lo menos, valoro muchísimo.

Los personajes me han encantado. Hacía mucho, muchísimo tiempo, que no leía una novela con una protagonista tan normal. Es eso: es tan normal que podríamos ser cualquiera de nosotros. Alice es una chica con defectos, virtudes y que se come el tarro, como cualquier adolescente, por tonterías. Es una chica con inseguridades y con fortalezas, con tantas cosas malas como buenas. Es por eso por lo que me he encariñado tanto con ella, a pesar de que ha habido veces en las que no he estado de acuerdo con su manera de pensar y me ha sacado de quicio. Es muy difícil crear un personaje totalmente humano y familiar, pero Gungui lo ha conseguido. Luca, Daniele, Martina, Roby, Mary, por otro lado, me han encantado también.

Tengo la necesidad de hablar de la engañosa apariencia de la novela. Según el título, la portada, la sinopsis, nos esperamos una historia de amor de esas que te quitan el hipo y te enamoran. Nada más lejos de la realidad, os lo aseguro. El romance en esta historia es mínimo, pues lo que de verdad predomina es la amistad entre Alice y Martina, entre Alice y Luca, entre Alice y todos sus nuevos amigos. Pero cuando vayáis a leer esta novela, no os vais a encontrar un amor eterno y maravilloso; no. Os encontraréis un amor de verano, ligero, rápido. Es la esencia de esta novela: el hecho de que es un libro de verano. Ligerito, muy rápido de leer, muy entretenido, y no sólo eso. Encima tiene calidad, no está para nada mal escrito, al contrario. Y para más inri, tiene una protagonista encantadora y, encima, ¡humana de verdad!

Otro detalle que me ha gustado es que el autor no sólo se centra en los problemas amorosos y de amistad, sino que también habla de los problemas familiares -los típicos conflictos adolescentes- y de estudios, asuntos que no siempre se tienen en cuenta en las novelas juveniles y que también preocupan a los jóvenes. Además, Gungui ha metido una reflexión a lo largo de toda la obra sobre un tema que pocas veces me había encontrado en novelas juveniles y que tiene mucha más importancia de lo que parece: la fachada de las personas, cómo parecemos ser alguien que en realidad no somos.

Pero... todo tiene fallos, las cosas como son. Y tan sólo hay una cosa que me ha desagradado de esta novela: su final. Es tan precipitado, tan desconcertante, que apenas me dio tiempo a asimilarlo. En tan sólo cinco capítulos de tres hojas cada uno, todo el final se desarrolla con un ritmo rapidísimo, y se da un giro a la historia que no me ha convencido en absoluto... quiero decir, había algún que otro tópico en la obra, pero todo estaba resultando tan original que, pienso, no hacía falta meter "ese" topicazo inmenso que no pintaba nada.

Por lo demás, la novela me ha encantado: muy entretenida, fresca, muy humana sobre todo, y que refleja genial las preocupaciones adolescentes y su manera de pensar. Recomendadísima para quien quiera una lectura refrescante, divertida y rápida para este verano.


Muchas gracias a Montena por el envío.
Posdata: Estoy leyendo Flores de sombra, que le tenía muchísimas ganas. Cazadores de Sombras lo debería terminar, me quedan sólo dos capítulos, y en cuanto lo termine tendréis la reseña por aquí. ¡Y se avecina una nueva sección! :) Un besazo a todos.

13 comentarios:

.:PaTrY:. dijo...

A mi me gusto también mucho este libro =) y tengo muchas ganas de leer su segunda parte!! Espero que salga pronto!!

Gracias por tu reseña =)

Besikos guapi!

Espe dijo...

Lo compre hace unas semanas y espero poder leerlo pronto.Ya que no paro de ver buenas reseñas.

Besos

Reyes;) dijo...

Aun no he leído este libro, pero le tengo muchas ganas ya que ha cosechado mu buenas críticas por la bloggosfera ^^

Espero la reseña de CDS y la nueva sección, a ver de que se trata ^^

Besotes!!

~Lectora Voraz~ dijo...

Mi primera impresión al ver este libro fue "una copia de las novelas de Moccia". Sin embargo, todas las reseñas que he leído hasta entonces son positivas, así que tendré que probarlo.

Besotes ^^

Anabel Wayland dijo...

Estoy contigo en lo del final (creo, porque pasan dos cosas y no sé a qué te puedes referir con lo del giro repentino jejeje uno lo esperaba y lo quería así, pero el otro me desconcertó :S), sobre todo en lo de precipitado, pero teniendo en cuenta que tiene 2ª parte, supongo que es como pretendia dejarnos el autor. A ver qué tal el siguiente.
Un besito!

Skila dijo...

@A todas: ¡Gracias por comentarme! :)

@Anabel:
SPOILERS SPOILERS SPOILERS
¿Te refieres a lo de Daniele con la ex y a lo de Luca? A mí me desconcertaron mucho los dos, la verdad. El de Daniele me pareció bastante realista, ya que él mismo le dice a Alice que "no pretendía que eso siguiese en Milán" y ya que habían cortado... ¡¿Pero lo de Luca?! Con lo feliz que era yo, que por una vez en la vida parecía que una chica y un chico podían ser amigos sin enamorarse, y ¡ZAS! T_T Tópico al canto. Me estropeó todo el final... aunque estoy segura de que ese tema me dejará contenta al final, teniendo en cuenta la primera escena del libro, de Luca y Martina ^^
¡Un besote! :D
FIN DE SPOILERS FIN DE SPOILERS

- Bella - dijo...

Oiiiish, qué buena pinta. Tengo que leerlo YA, pero me pone mosca lo del final. Veremos a ver...

crisis.91 dijo...

Dan ganas de leerlo!! Por desgracia por ahora no puedo pero me lo apunto para mas adelante!

un besin

Tras la pared de tu imaginación dijo...

Lo compré hace pococ tiempo y engo muchas ganas de leerlo

Ely Cervantes dijo...

juro que creí ya haber comentado ésta reseña o_O o será que la vi en otro blog? En fin!!

vuelvo a decirlo: la portada me recuerda mucho a los libros de Moccia, igual un poco la trama.

Quisiera verlo por aca pronto!
Besos

Saru dijo...

Me lo apunto, suena genial!! *-*

Un besote!

ѕweeт ѕara dijo...

A mi también me gustó mucho! Estoy deseando leer la segunda parte^^

un beso!!!!!!!!!!

Liz dijo...

a mi no me llama mucho XD

besos!