jueves, 9 de diciembre de 2010

Encanto fatal, Melissa Marr


¡Hola, bloggeros! ¿Qué tal la vuelta del puente? La mía ha sido relajadita, no hemos hecho nada hoy en el instituto xD. En fin, voy al grano: anoche acabé Encanto fatal, y como os prometí aquí tenéis la reseña ;)


Aislinn es una chica perfectamente normal, va al instituto, tiene sus amigas e incluso le gusta un chico. Sin embargo, ha vivido toda su vida condicionada por un don mágico hereditario: tiene la capacidad de ver a los elfos, seres invisibles que viven entre los humanos causando estragos allá por donde pasan. Las reglas de su abuela, con la que vive debido a la muerte de su madre, retumban en su cabeza cuando los elfos comienzan a seguirla, tras la manifestación de uno de ellos, que se torna real y comienza a hablarle. "No hables con los elfos, no mires a los elfos, no dejes que sepan que puedes verles". Pero todo cambiará cuando descubra que uno de ellos, un Rey, ya se ha fijado en ella.


No tengo mucho que decir con respecto a su forma: sencilla, muy simple, a veces bastante confusa. Con una gran cantidad de incoherencias que le han restado muchísima credibilidad a la historia, a pesar de ser fantástica (¿cómo hacen los elfos la zancadilla, o pellizcan, si se supone que nadie sabe de su existencia?, ¿la gente se siente pellizcada y no sabe quién ha sido? No tiene sentido). Cuesta hacerse una idea de la imagen de los elfos, ya que el libro apenas tiene descripciones, simplemente dicen "elfos lobunos" y tú ya tienes que imaginarte como puedas su aspecto xD, eso no me ha gustado demasiado. También cuesta, como en la gran mayoría de las novelas fantásticas, habituarse al ambiente de los elfos: su vida, sus costumbres..., pero a ello nos ayudan los pequeños textos que vienen al principio del capítulo, que nos dejan una especie de "nota aclaratoria" sobre dudas que podrían surgir al leerlo; esto me ha parecido un detalle muy acertado, y a mí personalmente me ha ayudado mucho.


A ver, la historia es buena. La idea está bastante bien. Sin embargo, la escritora le podría haber dado muchísima más miga a la novela, la historia está muy desaprovechada y no engancha lo suficiente, por lo menos a mí.
Sinceramente, esperaba temática más bien amorosa, con mayor relación entre Keenan, el elfo Rey, y Aislinn, la protagonista. No sé, tensión sexual, triángulos amorosos Keenan-Aislinn-Seth... o incluso cuadrados, con Donia inclusive. Pero, en realidad, el libro se centra más en los problemas políticos de la Corte Estival (de la cual es el rey Keenan) y en la magia de los elfos, y apenas en las relaciones personales entre los protagonistas; quizás por ir con esas expectativas me ha gustado menos, a pesar de que la historia es buena.
Me lo empecé a falta de lecturas a mano (mi hermana me había requisado temporalmente el que me estaba leyendo porque se picó xD), y he de confesar que me ha entretenido y tenía ganas de leerlo, pero no me ha entusiasmado tantísimo como otros (por ejemplo, como Química perfecta, del que hice la reseña ayer).
Me ha dejado un poco fría, ya que esperaba un poquito más, como ya os he dicho. Eso sí, los personajes no estaban mal:
Aislinn, bastante sosa para mi gusto. Una protagonista de esas a las que no les coges cariño.
Seth, perfecto, pero quizás de lo perfecto que lo pintan resulta irreal: ¿quién se va a fiar de una chica que se pone a decir que ve elfos? (esto puede parecer un spoiler, pero no lo es, a sí que tranquilos xD). Yo lo primero que pensaría sería que ha fumado algo, las cosas como son. Demasiado irreal, y, sin embargo, me ha resultado encantador a pesar de eso (quizás porque a todas nos encantan los hombres perfectos xD).
Keenan me ha encantado. Es un personaje incomprendido, caprichoso y manipulador en cierta parte, pero que se preocupa de lo suyo. Y la relación entre Donia y Keenan me ha gustado bastante más que la que hay entre Seth y Aislinn, con mucho más dramatismo.
Donia me gusta mucho por su temperamento, por su furia interna, por su preocupación y su amor oculto por Keenan.
Beira me ha parecido una Rita Skeeter con todas las de la ley, en serio, para ser la "mala" me ha defraudado mucho. Es una "mala porque sí", de los que no tienen motivos, y esos tipos de antagonistas me parecen vacíos e irreales.
Con respecto al final del libro (tranquilos que no hay spoilers), me ha parecido muy predecible y demasiado ¿juvenil?, no sé, me esperaba cosas más psicológicas y con menos magia. ¿Líos amorosos, tal vez? Mi alma de maruja quizás me ha hecho ver en este libro defectos que no tiene xDD. Eso sí, la escena final Keenan-Donia me ha gustado muchísimo, quizás la que más del libro.
En resumen, no ha estado mal, si no tienes nada entre manos está bien, o si te aburres un día en el tren, no sé... pero no es una lectura que recomiende encarecidamente. Me esperaba, como ya he dicho varias veces, una relación menos fría entre Aislinn y Keenan.



Posdata: ¡Una nueva colaboración! La editorial Everest ha decidido colaborar con mi blog enviándome novedades y libros para reseñar. Les he pedido Canciones para Paula ¿Sabes que te quiero?, ambos de Blue Jeans, a sí que cuando me lleguen empezaré y los reseñaré en cuanto los acabe ;) La verdad es que le tenía ganas a la saga... ¡Y me alegro muchísimo de que las editoriales empiecen a colaborar conmigo! ^^ Además, ya somos 55 seguidores... ¡Nada mal! :D Muchísimas gracias a todos.


4 comentarios:

Tatyana dijo...

A mí este libro me gusto bastante la verdad, aunque hace tanto tiempo que lo leia, que ya casi que no me acuerdo.
Un besito!!

Skila dijo...

@Tatyana: A mí tampoco demasiado, como he dicho en la reseña xD Se le podría haber sacado mayor partido a la historia. Un beso ;)

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

me lo lei hace tiempo;)no me gusto mucho,la historia al principio tiene enganche,pero el final a mi gusto ha decaido;)tengo la 2 parte desde hace mucho;)me gusta como estructuras tus reseñas
besos

Skila dijo...

@Soycazadoradesombrasylibros: Pensamos igual. La verdad es que no me motiva nada leerme segundas partes, para mi gusto ha quedado más que cerrada, no era necesario una segunda parte. Muchas gracias :) Un beso.